top of page

Consciencia Cetácea

Desde las profundidades del Océano de Luz de la Madre Tierra, abrimos esta Transmisión. Yo Soy la Ballena Madre, La Guardiana de la Conciencia Cetácea. Existo como una Conciencia Cósmica Multidimensional en un espacio de Luz Azul profundo, que no es el Océano y no es el Cosmos, es ambos. Yo soy el cumulo de Conciencias individuales que Ustedes conocen como Cetáceos. Delfines, Ballenas, Belugas, Cachalotes, Orcas, cada Especie de Cetáceo que existe, se encuentra sostenido dentro de Mi en este Plano Dimensional en el que me encuentro. Es difícil para la perspectiva Humana el comprenderlo desde la perspectiva y la conciencia de Dualidad y Separación.

Yo Soy la Ballena Madre la Guardiana de la Conciencia Cetácea y estoy aquí para ayudarles a recordar que son/somos Células de la Tierra. Todos los Seres que existimos como Especie en el Planeta formamos parte de Ella y somos esenciales para la vida.

La Madre Tierra está viviendo un proceso de transformación, que no es diferente a los que ya ha vivido antes, pero si es muy importante. Es un momento crucial en la evolución de todo el Planeta.

Este es un Planeta que está en constante movimiento, se ha transformado a lo largo de Miles de Millones de años. Las Ballenas hemos acompañado una buena parte de esa evolución. Estamos aquí mucho antes que Ustedes llegaran a esta Tierra y ante cada etapa evolutiva ha sucedido algún proceso de transformación. El Planeta está girando, las mareas están en movimiento, las corrientes marinas y las corrientes de viento, las placas tectónicas y el núcleo de hierro. Todo cuanto existe en la Tierra está en constante movimiento y este siempre produce transformación.

Ese movimiento continuo de la Tierra es en parte el efecto de la rotación, pero también es el efecto de la transformación que todo proceso evolutivo conlleva, la Tierra cambia de la misma manera en la que tu cambias. ¿O acaso tu Cuerpo es igual a como era el día en el que naciste? No es ni siquiera igual a como fue el día de ayer. Hoy subiste o bajaste unos gramos. Te crecieron las uñas y el pelo y mientras eso sucedía, te alimentaste, subió y bajo tu temperatura. Todo está en movimiento y este produce transformación. Sucede en tu Cuerpo, sucede en la Tierra, sucede en la Galaxia, sucede en el Universo. Por lo menos, en este Universo en el que existimos.

De manera que la evolución y la transformación de la Tierra es una constante. No es la primera vez que sucede y no es la última vez que sucederá. El Planeta Tierra se ha movido y transformado era tras era. Por ello es necesario comprender a la Madre Tierra y comprender su naturaleza para dejar de resistirse a ella. Somos Células de la Tierra y como Células formamos parte de su Cuerpo y vivimos cada uno de sus procesos de transformación.

Temer y querer frenar los movimientos de las placas tectónicas o las erupciones de los Volcanes es como si las Células de tus encías se hubieran resistido y hubieran tratado de frenar la caída de tus dientes de leche. Es querer detener el movimiento de una montaña o un rio solo porque interfiere con la vista de tu ventana. Percíbanse como Células de la Tierra y sabrán moverse y fluir ante sus cambios. Como lo hacían los Ancestros.

Es momento de confiar en la Madre Tierra y recordar que somos Células dentro de su Cuerpo. El Ser Humano hasta ahora no ha comprendido la naturaleza de este Planeta, de este Ser vivo del que forma parte. Un claro ejemplo de ello es el hecho de que le llaman Tierra a un Planeta que es 70% Agua. Ahí se puede apreciar cómo es que el Ser Humano aún no ha comprendido la naturaleza del Ser vivo en el que habita.

Como Células que son de la Madre Tierra se han enfocado a ver y vivir en la separación en lugar de buscar comprender las cosas desde otra perspectiva. Esa perspectiva en la que miras de lejos y comprendes que la totalidad de tus células le dan vida al ser humano que eres. El entendimiento de la Unidad se basa en el entendimiento y respeto a la individualidad. El ser Humano se desconectó de todas las Especies y por ello perdió la perspectiva. Todos somos parte de la Tierra. Somos Células dentro de su Cuerpo. El Ser Humano ha vivido creyendo que son la única Especie importante. Visto desde la perspectiva de las Células de tu Cuerpo, es como si las neuronas se empeñaran a creer que ellas pueden cumplir con la función de todas las otras células, que no importa si las demás células se extinguen, mientras existan las neuronas todo estará bien. El Ser Humano vive la vida creyendo que es su Especie es la única importante y necesaria.

En el caso de la Madre Tierra, la totalidad de sus células le dan vida a lo que ella es. Como Células los Seres Humanos son muy importantes, porque son neurotransmisores en el Cuerpo de la Madre Tierra. Son la especie que domina la Tercera y la Cuarta Dimensión, pues son