Las Almas Gemelas

Cada alma tiene numerosas almas gemelas, tanto físicas, como espirituales. Las almas gemelas son una gran familia que vive en el plano terrenal y también en los planos superiores.

Antes de entender las relaciones álmicas con otros, es imprescindible comprender lo importante que es tener una relación íntima con tu propia alma, con la que tienes una unión eterna. Debes empezar por establecer una relación de amor y aceptación con tu propio ser, con tus aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales integrados en su totalidad.

Algunas personas erróneamente ponen sus vidas en estado de espera pensando que sólo pueden cumplir su propósito divino con una pareja espiritual.

También se da el caso que algunos pierden la oportunidad de estar con su alma gemela apropiada porque no pueden aceptar el elemento humano que disfraza la esencia del alma de su pareja. Tanto si te encuentras solo o con una pareja que está espiritualmente dormida o despierta, recuerda siempre que tu principal y más satisfactoria relación de alma gemela es contigo mismo.

Las almas gemelas reflejan perfectamente tu conciencia en cada momento como espejos divinos complementarios, aveces el reflejo puede darse como la polaridad opuesta a tu experiencia consciente, sin embargo, lo que percibes es un reflejo de tu energía expresada con la misma resonancia.

Las almas gemelas atraen a su vida ciertas experiencias para que ambos puedan ser conscientes de su material subconsciente y de sus sombras. Así es como tienen la oportunidad de armonizar y equilibrar las polaridades dentro de cada uno y, también, aquellas polaridades que surgen dentro de la química de sus relaciones con otros.

Las relaciones entre almas gemelas no se limitan exclusivamente a las relaciones de pareja íntima o sexual, por el contrario, pueden ser relaciones familiares, con maestros, amigos, o incluso enemigos. Siempre entran en tu vida o tú en la suya en el momento perfecto cuando tu alma desea acelerar el crecimiento y la sanación de la conciencia de separación. Debido al gran amor existente entre ustedes a nivel álmico sus almas acuerdan, antes de encarnar, que se encontrarán y que jugarán los roles mas adecuados en las historias de vida de cada participante. Esta relación los preparan, a cada quien, para alcanzar su mayor empoderamiento y destino. Aveces esos papeles son muy amorosos y armoniosos, pero otras veces pueden proporcionar un gran sufrimiento. Sin embargo, el fin último de las relaciones entre almas gemelas es entrar en una relación divina donde lo primero en reflejarse es el Yo humano, luego, una vez limpio a travez del perdón y el amor compasivo, el alma del amado, que siempre había estado presente, se manifiesta.

A través del autoconocimiento y del propio poder adquiridos en una relación consciente, cada alma recuerda cómo estar presente tanto para sí misma como para el otro. Dar y recibir amor a través de todo tipo de relaciones se convierte en el regalo más grande en eterna expansión. De alguna forma, la persona llega a comprender que no hay víctimas ni tiranos, y que no hay, realmente, nada que perdonar. Aun así, el perdón es la llave para abrir un corazón herido y endurecido, para sentir el amor perdido y anhelado, el amor misericordioso e indulgente, ése que se ve a sí mismo y a otros como el Alma, el Ser de luz que en realidad son. Este amor sin límites es la puerta que trae el cielo a la tierra.

La sexualidad humana, cuando se expresa conscientemente, con compasión, a través de un corazón despierto, se convierte en un poderoso camino espiritual en el que puedes llegar a conocer a tu Ser, siendo al mismo tiempo el amor, el amante y el amado.

En este día del Amor, y diario, ve hacia adentro de ti y siente la dulce presencia del amado con quien estás eternamente unido, tu propia alma.




194 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo